domingo, 6 de julio de 2008

CANCIÓN DE LA VIDA PROFUNDA

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,
como las leves briznas al viento y al azar.
Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonríe.
La vida es clara, undívaga, y abierta como un mar.

Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles,
como en abril el campo, que tiembla de pasión:
bajo el influjo próvido de espirituales lluvias,
el alma está brotando florestas de ilusión.

Y hay días en que somos tan sórdidos, tan sórdidos,
como la entraña obscura de oscuro pedernal:
la noche nos sorprende, con sus profusas lámparas,
en rútiles monedas tasando el Bien y el Mal.

Y hay días en que somos tan plácidos, tan plácidos...
(¡niñez en el crepúsculo! ¡Lagunas de zafir!)
que un verso, un trino, un monte, un pájaro que cruza,
y hasta las propias penas nos hacen sonreír.

Y hay días en que somos tan lúbricos, tan lúbricos,
que nos depara en vano su carne la mujer:
tras de ceñir un talle y acariciar un seno,
la redondez de un fruto nos vuelve a estremecer.

Y hay días en que somos tan lúgubres, tan lúgubres,
como en las noches lúgubres el llanto del pinar.
El alma gime entonces bajo el dolor del mundo,
y acaso ni Dios mismo nos puede consolar.

Mas hay también ¡Oh Tierra! un día... un día... un día...
en que levamos anclas para jamás volver...
Un día en que discurren vientos ineluctables
¡un día en que ya nadie nos puede retener!

8 comentarios:

Marco Cornejo dijo...

Hay dias que somos tan felices que con todos queremos hablar.

Hay dias que estamos tan tristes que ni con nosotros nos queremos comunicar.

Hasta pronto un beso...

@ngelito dijo...

Todos tenemos días, pero nunca debemos olvidarnos de quienes somos ni de nuestros valores ni principios. Ser fieles a eso siempre.

Besos

Wilfredo Jordán dijo...

Enlacé tu blog con el mío, gracias por hacerlo tu también y ya estaremos más en contacto. Un saludo

Silvia García dijo...

Angélica
La canción en si misma es profunda, y creo que es innato a los seres humanos de sentirnos distintos tantas veces, dependiendo también las circunstancias que estemos atravesando, me quedo con la placidez "Un verso, un trino, un monte, un pájaro, que crees que hasta las propias penas nos hacen sonreir"
Un gran abrazo

Franco: Bardo Verde dijo...

cada día somos tan distintos jeje... espero q seas muy feliz en tus proximos dias...

suert!!

Aguabella dijo...

Querida Angelica
Hy días y días
hay días para todo o casi todo
y es preciso sentir cada uno de esos días.


Un besito y ramitos de estrellas

Carolina dijo...

Muy hermosa la canción y cuan cierta es!

La vida tiene esos matices pasa del negro al blanco, del rosa al verde...todo es un cambio constante en nosotros, ya depende de cada uno tomar las riendas de esta hermosa y sorprendente vida, pero en esos días inconsolables cuanto nos cuesta creerlo posible!

Lo prometido es deuda, cuándo empezamos a sumergirnos en las ideas y plasmar conocimientos?

Estaremos en contacto, y te pido me facilites tu correo para poder iniciar =)

Un beso y será hasta pronto :)

Carolina dijo...

Tengo un pequeño regalo para ti en mi blog! Pásate a recogerlo!